Tratamiento para la artrosis de cadera: 9 ejercicios principales

¡Comparte esta noticia!
5
(3)

La artrosis de cadera es una de las dolencias que se presentan con más frecuencia a la población, después de la artrosis de rodilla y manos, y que afecta a personas de cierto rango de edad por varias causas. En este post te hablamos de las causas que la producen y cómo calmar el dolor con varios ejercicios apropiados en el tratamiento para la artrosis de cadera.  

¿Qué es una artrosis de cadera?

La artrosis de cadera, o también llamada Coxartrosis, es una de las enfermedades más frecuentes que afectan en su mayor parte a personas mayores de 65 años, causando dolores y limitaciones funcionales.

Esta es una patología que se caracteriza por un desgaste progresivo del cartílago articular que puede producir dolor en la ingle, en el glúteo y, en ocasiones, en la parte interna de la rodilla. Además, el molesto dolor puede estar acompañado de rigidez, dificultad para caminar y separar la pierna del cuerpo, o girarla hacia fuera. La cadera es una articulación con gran movilidad y que soporta el peso del cuerpo, por lo que tener problemas en esa zona dificulta los movimientos en gran medida.

Causas de la artrosis de cadera

La artrosis de cadera puede ser originada por diferentes causas o factores que pueden predisponer a padecerlo. Algunos de estos factores son tener una edad avanzada, el aumento de peso, el estilo de vida que lleve el paciente, factores genéticos y hereditarios, práctica de deporte de alto nivel, presencia de malformaciones que provoquen mal contacto de las partes, sufrir traumatismos, y en el caso de las mujeres estar en la etapa de la menopausia también puede favorecer padecer esta dolencia.

¿Qué síntomas son propios de la artrosis de cadera?

Generalmente los síntomas característicos que desarrollan al padecer artrosis de cadera son:

  1. Dolor en cara anterior del muslo e ingle que baja hasta la rodilla.
  2. Dolor posterior en glúteos en los primeros movimientos de la mañana.
  3. Molestias progresivas al caminar.
  4. Pérdida de movilidad, limitación en los movimientos de cadera y rigidez articular.

Es muy importante saber que el dolor que indica la artrosis de cadera no se localiza solo en la cadera, sino que se irradia hacia abajo, como hemos visto alcanzando la rodilla. Esto puede hacer pensar al paciente que el problema está en la rodilla y no reconocer el problema real de cadera.

¿Cuál es el tratamiento para la artrosis de cadera?

Actualmente no existe ningún tratamiento que pueda curar la artrosis, pero sí se pueden aliviar los síntomas del paciente, retardar su evolución y mejorar la calidad de vida.

El objetivo principal que se busca en el tratamiento de fisioterapia para artrosis de cadera es mejorar la calidad de vida del paciente. Dado que se trata de una patología crónica, el objetivo terapéutico es aliviar los síntomas en fases agudas. Según el nivel de gravedad y de avanzada que esté la artrosis, hay varias alternativas para tratarla: tratamientos de fisioterapia, fármacos e incluso cirugía.

Como objetivo final, se pretende que la articulación afectada por la artrosis pueda ir recuperando en la mayor medida posible su función. Por ello, hay que ponerse en manos de especialistas cuando se detectan los primeros síntomas para tratar la dolencia lo antes posible.

Ejercicios en el tratamiento para la artrosis de cadera

Para tratar la artrosis de cadera, se pueden tomar algunas medidas para mejorar los síntomas, como perder peso con una dieta saludable y realizar ejercicio como nadar o bicicleta, o dar paseos por terreno llano, sin cuestas y realizar estiramientos, tonificación y relajación.

Hay que consultar a especialistas para realizar una revisión completa y que elaboren un plan personalizado para ti. Lo más recomendable es realizar un tratamiento de fisioterapia particular a domicilio con fisioterapeutas especializados en ejercicios geriátricos que se desplacen a tu casa. Nuestro equipo de fisioterapeutas a domicilio tiene amplia experiencia y profesionalidad, por lo que puedes confiar en obtener el mejor trato personalizado y cuidados de higiene frente al Covid sin desplazarte de tu casa, dándote más bienestar.

A continuación, te recomendamos varios ejercicios que son beneficiosos para aliviar los síntomas de la artrosis de cadera, aunque te recomendamos que los realices con supervisión de un fisioterapeuta, no dudes en consultarnos.

Ejercicios de elongación y fortalecimiento de los músculos

Los pacientes con artrosis de cadera deben realizar un programa de ejercicios al menos tres veces por semana durante unos 30 minutos. Pueden realizar algunos ejercicios para mantener la forma y evitar que la artrosis continúe su degeneración. Este tiene que incluir estiramientos para alargar la musculatura del cuerpo, a la vez que se moviliza la articulación.

El modo adecuado de ejecutar los ejercicios es manteniendo la posición durante unos segundos sin forzar ni buscando el dolor, sino trabajando en el punto en el que haya más movilidad sin molestias.

Para fortalecer los músculos, se deben realizar varias repeticiones de cada ejercicio.

El paciente se tiene que colocar en posición tumbada boca arriba (decúbito supino) sobre una superficie más o menos dura con una esterilla de yoga, y con las piernas extendidas y paralelas. Estos ejercicios que ayudarán a mejorar los síntomas:

1.      Flexiones de rodilla y muslo, intentando tocar el abdomen y manteniendo unos segundos, después volver a extender la pierna.

2.      Flexiones de rodilla sin despegar la planta del pie de la superficie. Se debe dirigir la rodilla flexionada hacia la pierna extendida. Después, hay que dirigir la rodilla flexionada hacia el lado contrario, separando la pierna lo máximo posible sin llegar al punto de dolor. Es importante mantener siempre el pie sobre la superficie.

3.      Flexionar las dos rodillas y separarlas bajándolas para que toquen el suelo, manteniendo la planta de los pies sobre la superficie.

4.      Deslizar los talones hacia los glúteos, comenzando con las piernas estiradas.

5.      Mover los tobillos hacia delante y hacia atrás, en posición de punta y flex.

6.      Colocar una pelota entre las rodillas y presionar.

También recomendamos algunos ejercicios que no se realizan en posición tumbada:

7.      Sentado el paciente en el suelo, con las piernas estiradas, debe intentar separarlas hacia los lados el máximo posible y mantener la posición durante varios segundos.

8.      En posición de pie el paciente debe apoyarse en una silla y levantar las piernas hacia los lados despacio.

9.      Subir y bajar un escalón, manteniendo varios segundos.

¿Qué ejercicios no deberías hacer si tienes artrosis de cadera?

No todos los ejercicios de entrenamiento son buenos para la artrosis de cadera, por lo que hay que tener cuidado de no hacerlos. Algunos de ellos son:

  1. No intentar tocar los pies con las manos, doblando el cuerpo hacia delante.
  2. No ponerse de cuclillas.
  3. Evitar deportes y ejercicios que supongan cargas articulares (carreras o saltos) o movimientos forzados (running, baloncesto, esquiar o patinar)

Para evitar lo más posible dolor por la artrosis de cadera hay que llevar una vida activa y realizar suavemente los ejercicios recomendados por fisioterapeutas especializados como el equipo de Fisiosad, te informaremos de lo que necesites. Te asesoraremos para que adoptes buenas posturas corporales que ayudan a fortalecer los músculos y mejorar la elasticidad de la cadera. Nuestros profesionales de Fisiosad pueden ayudarte, ya que realizan un plan personalizado de ejercicios a domicilio para el paciente, con la mayor confianza en su profesionalidad y buenos resultados, no lo dudes y contáctanos. Sígenos en nuestras redes socilales Facebook Instagram.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.