Rehabilitación de personas encamadas: tabla de ejercicios

¡Comparte esta noticia!
5
(2)

Ante el caso que una persona tenga que estar en cama durante largo tiempo, hay que tener varias cosas presentes para realizar bien sus cuidados. La rehabilitación de personas encamadas con fisioterapia adaptada a sus necesidades es esencial, tanto para recuperar la movilidad de los músculos como por el bien emocional que favorece. Por eso en este post os dejamos información importante y una tabla de ejercicios para que ayude al bienestar del paciente.

La importancia de la Rehabilitación de personas encamadas con fisioterapia

Aunque la rehabilitación se puede realizar en cualquier cama, para llevar a cabo los cuidados necesarios para la persona encamada, si está dentro de las posibilidades de la familia o acompañantes conviene adquirir una cama articulada ortopédica para facilitar la movilidad y los traslados. Además, favorecerá el trabajo diario de la rehabilitación y la ejercitación de la fisioterapia para el paciente y el fisioterapeuta que le trate.

La rehabilitación es especialmente imprescindible en personas que deban permanecer mucho tiempo en cama por causas como accidentes, intervenciones quirúrgicas o enfermedades.

Para las personas encamadas de larga duración es indispensable un mínimo de gimnasia y movimientos diarios. Así, mantendremos articulaciones y músculos con buena salud.

Beneficios de la rehabilitación con fisioterapia a domicilio

Es muy importante saber que los ejercicios deben ser siempre realizados lentamente y con colaboración del paciente según se requiera, respetando los límites de cada persona. Lo ideal es que los ejercicios sean recomendados por un profesional de salud, en especial por un fisioterapeuta. En nuestro equipo de fisioterapeutas a domicilio pueden ayudarte a mejorar, cuentan con larga trayectoria y la confianza de muchos pacientes.

Algunos de los muchos beneficios que tiene la rehabilitación de personas encamadas son:

 –          Movilizar articulaciones y músculos que el paciente no puede trabajar por sí mismo, y  realizar ejercicios pasivos personalizados, cuando el cuidador actúa total o parcialmente en el movimiento.

–          Favorecer una mejor circulación sanguínea, algo indispensable para personas de muy escasa movilidad para seguir oxigenando los tejidos musculares y mejorar la elasticidad de la piel.

–          Previene las úlceras de decúbito, las contracturas y los trombos.

–          Tonifica los músculos, importante para no perder la masa muscular.

–          El ejercicio pasivo activa órdenes neuronales de acción motora.

–          El profesional se desplaza al domicilio sin necesidad de complicados desplazamientos del paciente ni exponerlo a riesgos.

–          Mejorar el estado de ánimo del paciente y darle objetivos de mejora a corto y largo plazo que cumplir para mantener la motivación. Favorece la salud emocional diaria, y es que no hay que olvidar que la motivación y la positividad es fundamental para que el paciente quiera colaborar.

Si esta ejercitación es en una cama elevadora será mucho mejor para cuidadores y encamados gracias a su regulación de altura según la necesidad del momento, mejorando con ello la sesión de movimientos. Al estar por mucho tiempo acostado adoptar buenas posturas junto a hacer una cierta actividad física favorecerá que la estancia en cama sea mucho más llevadera.

Ejercicios de fisioterapia para rehabilitación de personas encamadas

De estos ejercicios que os facilitamos, siempre tratar que la persona esté motivada y colabore en la medida que pueda. Algunos ejercicios excelentes para mantener la movilidad de la persona en cama y fortalecer los músculos son:

Piernas y pies

1.       Con la persona acostada boca arriba y con las piernas estiradas, pedirle que mueva las puntas de los pies haciendo círculos para movilizando los tobillos de un lado a otro y de arriba a abajo, como si estuviese haciendo el movimiento de «pie de bailarina». Cada movimiento debe ser realizado 3 veces con cada pie. Ayudar acompañando despacio el movimiento..

2.       Acostada boca arriba, la persona debe flexionar y extender las piernas 3 veces seguidas con cada una.

3.       Acostada boca arriba y con las piernas flexionadas, la persona debe abrir y cerrar las piernas, aproximando y alejando una rodilla de la otra. Esto favorecerá la apertura de cadera. Hacer el ejercicio muy lento acompañando el movimiento y poniendo las manos a los lados como tope al que debe llegar.

4.       Acostada boca arriba y con las piernas flexionadas, levantar una pierna doblada en noventa grados y pedirle que empuje con la planta de su pie tu mano. Bajar despacio extendiendo después la pierna, y repetir con ambas piernas 3 veces.

5.       Boca arriba y con una pierna extendida, levantar la pierna muy despacio y mantener la rodilla estirada. Bajar muy despacio y con a compañamiento. Luego repetir con la otra pierna.

6.       Flexionar las piernas e intentar levantar los glúteos de la cama, 3 veces seguidas. Acompañar asistiendo el movimiento.

Manos y brazos

1.       Abrir y cerrar los dedos de las manos, abrir y cerrar las manos.

2.       Tocar con el pulgar de una mano las yemas de los demás dedos de esa misma mano, repetir con la otra mano.

3.       Apoyar el codo en la cama y mover las manos hacia arriba y hacia abajo y de un lado a otro.

4.      Flexionar los brazos, intentando recostar la mano en el hombro, 3 veces seguidas con cada brazo.

5.       Con el brazo extendido, levantarlo sin flexionar el codo. Hacer este movimiento muy lentamente, ya que puede tener dolor en los hombros por estar recostada tanto tiempo.

6.       Mantener el brazo estático y extendido a lo largo del cuerpo y hacer el movimiento de abrir y cerrar el brazo, arrastrándolo en la cama, como queriendo hacer el “ángel de nieve”

7.       Realizar un movimiento de rotación del hombro, como si estuviese dibujando un círculo grande en la pared.

Algunas indicaciones importantes son repetir la serie de ejercicios de 2 a 3 veces, con intervalos de 1 a 2 minutos de descanso entre ellas. Además es bueno repetir de 2 a 4 días a la semana, intercalando los días de ejercicios con un mínimo de 24 o 48 horas de descanso entre las sesiones.

Con el paso de las sesiones y conforme se vayan cumpliendo objetivos de movilidad, te puedes valer de objetos fáciles de tener en casa como botellas llenas de agua, sacos de arena, o paquetes de arroz que pueden ser usados para aumentar la resistencia de los ejercicios, contribuyendo al aumento de la masa muscular.

Aparte de los ejercicios físicos, es incluso importante que la persona postrada haga ejercicios respiratorios, pues ayudan a mantener el funcionamiento de los músculos de la respiración y garantizan una mayor capacidad pulmonar, haciendo que la persona respire mejor.

Cuándo no se deben realizar los ejercicios

Hay que tener en cuenta que no siempre es buen momento para realizar los ejercicios de rehabilitación. Está contraindicada la realización de los ejercicios cuando la persona postrada en cama:

–          Al cabo de comer, pues podría vomitar.

–          Después de tomar algún medicamento que cause somnolencia.

–          Si tiene tiene fiebre, ya que estos ejercicios podrían aumentar la temperatura.

–          Si tiene la tensión alta o irregular, pues podría subir aún más.

–          Cuando el médico no lo autoriza por algún otro motivo.

Normalmente se debe procurar realizar los ejercicios en la mañana cuando la persona esté bien despierta, ya que al final del día seguramente estará con menos energía y menos ganas. Por otra parte, si la tensión sube durante los ejercicios, se debe parar y realizar el primer ejercicio respiratorio hasta que la presión vuelva a sus valores normales.

Si quieres saber más información sobre ejercicios ejercicios de fisioterapia para rehabilitación de personas encamadas no dudes en contactarnos, podemos ayudarte con nuestro equipo de profesionales. Si quieres conocer otros ejercicios de fisioterapia geriátrica a domicilio te dejamos este otro post. Síguenos en nuestras redes sociales Facebook Instagram

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.