Dolor lumbar por pinzamiento: causas y tratamiento

¡Comparte esta noticia!
3.9
(12)

Los dolores de espalda son más frecuentes de lo que pensamos. El dolor lumbar, especialmente por pinzamiento, es el más común de todos, ya que es la zona de la espalda que mayor rotación ejecuta en cada uno de nuestros movimientos y además es la zona en la que concentramos una mayor fuerza corporal. Según las estadísticas, entre un 80% y un 85% de la población ha sufrido de dolores lumbares moderados o fuertes al menos una vez en su vida. Por ello, en este artículo te vamos a hablar del dolor lumbar por pinzamiento, así como las causas que lo generan y su tratamiento.

¿Qué es un pinzamiento lumbar?

El dolor lumbar por pinzamiento puede ser muy doloroso si no se trata desde el comienzo. El pinzamiento vertebral consiste en que el nervio recibe mucha presión por los tejidos que lo rodean, como huesos vertebrales principalmente, pero también cartílago, músculos o tendones. Esta presión en el nervio de la zona lumbar puede provocar dolor intenso en el nervio irradiando dolor hasta la parte inferior de la pierna, pero también otras molestias como inflamación, hormigueo y debilidad en la zona reduciendo la movilidad.

El segmento lumbar de la columna está formado por 5 vértebras que recubren y protegen la médula espinal. La importancia de la protección de la médula es esencial, ya que en ella se encuentran las vías nerviosas que envían los impulsos motores a la mitad inferior del cuerpo. Es por eso que cuando surge dolor en la zona no hay que ignorarlo, ya que puede haber inflamación y puede empeorar el cuadro.

7 causas del dolor lumbar por pinzamiento

Lamentablemente sufrir dolor lumbar por pinzamiento puede darse más frecuentemente de lo que quisiéramos, por ello te contamos las causas más comunes:

  1. Levantar peso excesivo provoca demasiada carga de peso y por tanto presión en la zona lumbar.
  2. Las posturas inadecuadas y demasiado frecuentes provocan presión y rigidez en la zona vertebral lumbar, sobre todo el sedentarismo con posturas sentadas.
  3.  Los movimientos demasiado bruscos y repetitivos pueden resultar agresivos para la zona lumbar.
  4. Tener sobrepeso es muy perjudicial para la zona lumbar ya que le provoca más carga a todas las articulaciones del cuerpo, en especial a las rodillas y la zona baja de la columna.
  5. Haber tenido algún traumatismo por accidente o lesión puede dejar vulnerable la zona para futuros dolores crónicos lumbares.
  6. Enfermedades como la artrosis y la diabetes pueden empeorar los dolores.
  7. Las mujeres embarazadas en el último trimestre de embarazo es cuando soportan más peso del vientre, por lo que su zona lumbar sufre más presión y desarrollan dolores con frecuencia.                       

¿Se puede prevenir el pinzamiento lumbar?

Si bien es cierto que es difícil, una de las formas más efectivas de prevenir un pinzamiento en la espalda es aplicar una buena higiene postural.

Cuando hablamos de dolor lumbar por pinzamiento, adoptar una postura correcta en el trabajo o evitar levantar demasiada carga flexionando la espalda en vez de las rodillas es esencial para prevenir padecer este mal.

También reforzar la zona con prácticas que permiten fortalecer la musculatura circundante de la zona, como yoga, pilates o levantamiento de pesas moderadas.

Es importante ser consciente de que la espalda es el eje principal de nuestro cuerpo y tenemos que evitar el menor estrés en la zona realizando movimientos moderados y fluidos y evitando siempre que se pueda el sedentarismo postural. Esto nos ayudará a prevenir el dolor lumbar por pinzamiento.

4 Principales síntomas de pinzamiento lumbar

Para reconocer el pinzamiento de la zona lumbar, tienes que identificar varios de estos síntomas:

1.  Sensación de rigidez que impide la rotación lumbar y movimientos como caminar.

2.  Dolor lumbar agudo, incluso estando en reposo.

3.  Dolor irradiado que parte de la zona baja de la espalda, y se extiende como una quemazón por el glúteo atravesando la pierna.

4.  El dolor lumbar por pinzamiento, puede dar sensación de falta de fuerza, falta de sensibilidad y hormigueo.

Si llegas a tener algunos de estos síntomas, ponte en manos de especialistas lo antes que puedas. Hay que tratarlo lo antes que puedas, ya que sufrirlos en fases agudas puede ser muy incapacitante para tus actividades diarias.

¿Cómo se diagnostica y trata un dolor lumbar por pinzamiento?

Para realizar un diagnóstico del dolor lumbar por pinzamiento se necesita en primer lugar acudir a un médico especialista para que realice una primera exploración física minuciosa y valoración de los síntomas.

Se podrán realizar otras pruebas de diagnóstico más específicas de la zona, como resonancias magnéticas y ecografías de alta resolución.

En relación de los resultados obtenidos, el especialista valorará la gravedad del pinzamiento y podrá recomendarte un tratamiento particular.

En los casos más leves, el especialista podrá tratar el pinzamiento  recetando reposo y  analgésicos. Sin embargo, también es necesario consultar siempre a un profesional fisioterapeuta que valore la zona y el daño muscular afectado y aplicar terapia manual para trabajar la zona y aliviar la presión.

Tratamiento para el pinzamiento lumbar

El pinzamiento lumbar se produce cuando estamos ante el bloqueo de una de las vértebras de la zona lumbar. Para tratar de corregirlo, se puede realizar un desbloqueo con Técnicas Osteopáticas.

En cualquier caso, también se deberá realizar un tratamiento de fisioterapia regular para lograr descontracturar la musculatura profunda lumbar que queda afectada debido al bloqueo articular. Para lograr recuperar esta musculatura el fisioterapeuta empleará el masaje descontracturante y la aplicación de calor, así como la realización de varios ejercicios posturales y de elongación gradual para el paciente.

En los casos en que el dolor es más agudo en que se produce una compresión nerviosa y se irradia el dolor hacia el exterior, hacia al glúteo y la pierna, se pueden aplicar técnicas neurodinámicas para conseguir reducir la intensidad del dolor.

Ejercicios de Fisioterapia para el dolor lumbar por pinzamiento

Hay varios ejercicios de fisioterapia especialmente indicados para el pinzamiento lumbar ya que refuerzan la musculatura de la zona, ayuda a disminuir la presión discal en la parte lumbar de la médula y también a prevenir los futuros pinzamientos. Algunos de estos ejercicios son:

1.  Acostado boca arriba en una colchoneta de gimnasia o yoga, doblar las rodillas de ambas piernas y llevarlas despacio hacia el pecho a la vez que las abrazas con tus manos manteniendo la posición. Mantener la postura durante 40 segundos al menos. Bajar los pies despacio hasta tocar la colchoneta y reposar. Volver a repetir el ejercicio varias veces siempre de forma lenta y controlada.

2.  Acostado boca arriba también en la colchoneta, doblar ambas rodillas y pegar las plantas de los pies al suelo. Hacer respiraciones profundas y comenzar a subir una pierna hacia arriba hasta formar un ángulo de 90 grados con ella y tu tronco. Seguir respirando profundamente y mantener la posición ayudándote de las manos para sujetar la pierna por detrás del muslo o bien ayudándote de una banda elástica dispuesta sobre la planta del pie y sujetándola con las manos.

3.  En esta ocasión, colocado de rodillas en posición de gato o perro sobre la colchoneta hacemos respiraciones profundas relajando la espalda. Primero toma aire y arquea la espalda despacio hacia arriba doblando relajando el cuello dejando caer la cabeza, exhala el aire arqueando la espalda hacia abajo y levantando la cabeza. Hacer varias repeticiones lentas.

4.  Acostado boca arriba en la colchoneta de gimnasia, doblar las piernas y colocar un pie sobre la rodilla contraria. Levantar despacio la pierna de apoyo y llevarla levemente hacia el pecho ayudándote de las manos para mantener la postura. Respirar profundamente y repetir con la otra pierna.

Los especialistas de Fisiosad son expertos fisioterapeutas que trabajan a domicilio para darte todas las ventajas en tu tratamiento. Tras hacer una valoración particular de tu caso, planifican contigo los ejercicios personalizados a realizar en la comodidad de tu casa para evitar que bajo tu estado tengas que desplazarte. Contáctanos y síguenos en nuestras redes sociales Facebook Instagram, queremos ayudarte a que tu salud y tu calidad de vida mejore día a día. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 3.9 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.