Lesiones de rodilla en el fútbol, ¿cuál es el mejor tratamiento?

Las lesiones de rodilla en el fútbol son, por desgracia, mucho más habituales que en otro deporte ya sea por un traumatismo (golpe directo sobre la articulación), un movimiento forzado o inadecuado de la articulación (generalmente flexión/extensión, valgo y rotación externa), sobrecarga ó microtraumatismos de repetición.

¿Cuáles son las lesiones de rodilla en el fútbol más comunes?

Entre las lesiones más comunes se encuentran:

  • Lesión de ligamentos.
  • Patología de menisco.
  • Rotura de ligamento cruzado anterior.

El esguince de ligamentos es la patología más frecuente. Suele darse por un movimiento forzado de la rodilla en posición de valgo, afectando al ligamento lateral interno (LLI). En la estructura ligamentosa se produce un sobreestiramiento o desgarro, esto viene acompañado de inflamación, enrojecimiento y puede llegar a producir impotencia funcional, según el alcance de la lesión.

El tratamiento depende de la gravedad de la lesión, pero por lo general suele aplicarse un tratamiento conservador. Este consiste en crioterapia (principalmente primeras 24- 48h), antiinflamatorios, fisioterapia y readaptación deportiva.

La patología de menisco es causada por un movimiento traumático en compresión y torsión. El menisco es desgarrado o fracturado, aunque también puede sufrir un desgaste generado por la sobrecarga. Habitualmente el tratamiento es no conservador, ya que suele generar un bloqueo de rodilla con impotencia funcional. La cirugía consiste en una artroscopia, posteriormente se realizará tratamiento con fisioterapia y finalmente readaptación a la actividad deportiva. El total de la recuperación suele variar entre uno y tres meses.

La lesión de Ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las más temidas en el futbol, debido a que es bastante frecuente y su recuperación es duradera. Se produce por un movimiento forzado de la rodilla en flexión, valgo y rotación externa de tibia. El tratamiento requiere cirugía, se realiza un injerto que lleve a cabo las funciones del propio ligamento. Su recuperación es costosa y suele durar aproximadamente un mínimo de seis meses.

Por último, existe una lesión combinada de las tres anteriormente descritas, denominada «triada de rodilla«. Es de las lesiones más grabes que se pueden generar a nivel de rodilla y su tratamiento de nuevo es quirúrgico, prolongándose la recuperación entorno a un año aproximadamente.

Fisioterapia a domicilio para lesiones deportivas

Después de sufrir alguna de las lesiones de rodilla en el fútbol que hemos comentado antes, es importante empezar la recuperación de movilidad y flexibilidad de los tejidos dañados.

Como todos sabemos ya, puede haber una lesión de tejido o de hueso, en ambas ocasiones, la fisioterapia es algo fundamental para recuperar la normalidad y poder hacer deporte de nuevo.

En ocasiones, y aunque sea duro decirlo, puede que la lesión sea tan grave que la práctica del fútbol o de otros deportes, no sea conveniente o incluso esté prohibida.

Este tipo de decisiones se toman en conjunto con médicos y especialistas que estén implicados en la cirugía y rehabilitación de una de las lesiones de rodilla en el fútbol más comunes que conocemos.

En el caso de FisiosAD, disponemos de un servicio de fisioterapia a domicilio donde fisioterapeutas especializados trazarán un plan de actuación en función del tipo de lesión y alcance de los daños.

Pregunta sin compromiso por nuestro equipo de especialistas.

¡Podemos ayudarte!

Compartir en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *