Beneficios del EJERCICIO TERAPÉUTICO.

El ejercicio terapéutico es un conjunto de movimientos corporales pautados, dirigidos y controlados por un fisioterapeuta cuyo objetivo es mejorar o prevenir problemas físicos específicos de cada paciente y/o mejorar su estado general de salud y su forma física.

Dependiendo del propósito con cada paciente, se pautarán ejercicios más específicos de una zona corporal o con carácter más global, pero siempre orientados a:

  • Mantener o recuperar el rango de movimiento articular. 
  • Mejorar la elasticidad muscular.
  • Ganar fuerza y resistencia muscular.
  • Acelerar la recuperación de una lesión.
  • Trabajar el equilibrio y la coordinación
  • Corregir alteraciones posturales.

A la hora de pautar a un paciente un programa de ejercicio terapéutico es importante determinar la frecuencia y la intensidad que debe seguir para llevarlo a cabo, estos dos factores se irán modificando a medida que se vayan alcanzando los objetivos a corto plazo y siempre debe ser el profesional el que los modifique. 

Siguiendo las indicaciones de nuestro fisio, podremos ver muchos beneficios pronto, entre los que destacan todo lo citado anteriormente y:

  • Mejora el tono muscular general del paciente, su coordinación y equilibrio y alivia el dolor.
  • Mantiene la elasticidad y el funcionamiento correcto de las estructuras de aparato locomotor (huesos, ligamentos, tendones, músculos…).
  • Activa la circulación y aumenta la capacidad respiratoria.
  • El trabajo con ejercicio terapéutico pre-quirúrgico, disminuye el período postoperatorio. En algunos casos puede llegar incluso a evitar una cirugía. 
  • Ayuda a gestionar problemas físicos derivados del envejecimiento, el embarazo, los dolores crónicos…
  • Además, el ejercicio tiene un efecto muy positivo sobre el estado de ánimo, disminuye los niveles de estrés y la fatiga y mejora la calidad del sueño.

Fisioterapia a Domicilio – FisiosAD

Compartir en Facebook